Filosofía

Respetamos ocho principios generales acerca de cómo desarrollar y
alcanzar un mejor estilo de vida en el ámbito físico, emocional y espiritual.
Buscamos progresar de forma constante, contamos con un personal
comprometido en su tarea y utilizamos las nuevas tecnologías en la
elaboración de nuestros productos.

Misión

“Producir y distribuir alimentos naturales y saludables,
generando trabajo y recursos económicos para cumplir
con la misión cristiana”

Visión

“Ser una institución pionera y líder en la elaboración
de alimentos sanos y naturales, que aporten a la
sociedad una mejor calidad de vida”

Historia

“Nada tenemos que temer en el futuro, a menos que
olvidemos la forma en la que Dios nos ha guiado en el pasado”.

Nuestra historia comienza en 1932 cuando, en Libertador San Martín, Entre Ríos,
se inició la primera planta de producción. Se trataba de un sistema casero donde
algunas máquinas eran fabricadas por nuestros empleados. Allí, elaborábamos
copos de trigo y maíz que vendíamos en la comunidad local, en la ciudad de
Paraná y en Buenos Aires.
En 1935, un creativo anónimo propuso un nombre para nuestra empresa: Granix.
Su idea habría estado inspirada en Granosea (marca de la fábrica de alimentos
que la Iglesia Adventista tenía en Inglaterra) y Granola (nombre del primer
compuesto de cereales inventado por el Dr. Kellogg, director del Sanatorio
Adventista de Battle Creek, Estados Unidos). A partir de entonces, empezamos a
comercializar la producción bajo ese nombre.
Tres años después, en 1938, decidimos trasladarnos a Florida, Buenos Aires, y
organizarnos como Alimentos Granix.
En enero de 1984, inauguramos una nueva planta de producción en Baradero y,
en julio de 2011, establecimos nuestra tercera planta en Campana.